El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha acusado al vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba de haber estado "patético" en su conferencia de prensa, de haber demostrado que es un "falso demócrata" y de haber dejado como "mentirosos" a los periodistas españoles.

Pons ha comparecido ante los medios en el Congreso de los Diputados quince minutos después de la intervención de Rubalcaba en el Ministerio del Interior, durante la que ha explicado el contenido de su reunión con el homólogo marroquí.

El balance, según ha sentenciado el dirigente del PP, es éste: "Rubalcaba hoy ha estropeado un poco más el asunto".

Para el responsable de Comunicación de los populares, el ministro se ha mostrado "patético, inseguro y decepcionante", así como un "falso demócrata", pues en su conferencia de prensa ha puesto de manifiesto que no cree a los periodistas españoles que han denunciado las trabas de Marruecos para ejercer su trabajo en El Aaiún.

Ha opinado que hoy era el día perfecto para defender a la prensa española y, sin embargo, a su juicio, eso no ha sucedido al manifestar Rubalcaba que el ministro de Interior de Marruecos no es competente.

"Pero él sí", ha recalcado Pons en referencia al vicepresidente primero, al que luego se ha dirigido directamente: "Tú eres el ministro portavoz del Gobierno, el representante de los medios de comunicación; representas a los periodistas con dificultades para informar. En nombre de ellos, tenías que haber hablado hoy".

Según sus declaraciones, Rubalcaba, al contrario, "ha dejado por mentirosos a los periodistas españoles" que en los últimos días han encontrado toda clase de obstáculos para informar de la crisis en el Sahara Occidental, cuando no han sido expulsados de la zona.

Otro de los reproches, en palabras de Pons, ha consistido en no haber condenado la actuación del Ejecutivo marroquí, o de modo más genérico, de no haber condenado cualquier violación de los derechos humano, el primordial interés del Gobierno español.

"Ni siquiera ha condenado la muerte de un ciudadano español, o el apagón informativo", ha apostillado el dirigente del PP, para quien la conclusión es clara: "El Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero decepciona al pueblo saharaui, a los españoles afectados por la crisis y a todos los periodistas, a los que ha preferido no creer".

En suma, el Gobierno "se ha acobardado", y Rubalcaba "no ha estado a la altura de las circunstancias, ni siquiera del superministro que quiere ser".

Pons ha afirmado que al PP no le basta que el Gobierno dé por buena la voluntad de Marruecos de investigar cualquier aspecto que pueda denunciarse, "como si no hubiera ya bastantes problemas para la prensa", ha dicho.

Lo que hará el PP, ha dicho, consistirá en seguir exigiendo responsabilidades al Gobierno y en solicitar cualquier información que le ayude a conocer mejor los hechos de esta crisis en el Sáhara Occidental.

Asimismo, ha comentado que su partido, tanto el coordinador de Relaciones Internacionales, Jorge Moragas, como él mismo, han hablado con algunos de los periodistas españoles afectados, si bien mantendrá en secreto las conversaciones con ellos.