Miembros de la izquierda abertzale propusieron ayer a Eusko Alkartasuna y Aralar un acuerdo electoral para el "cambio político y social" en Navarra, un ofrecimiento sobre el que estas dos fuerzas no quisieron pronunciarse de momento.

En una declaración pública en la que no se aceptaron preguntas y que fue leída en euskera por el ex parlamentario navarro Santi Kiroga y, en castellano, por la concejala de la ilegaliza ANV en Pamplona Mariné Pueyo, la izquierda abertzale abrió este ofrecimiento de acuerdo electoral al conjunto de agentes políticos, sociales y ciudadanos abertzales y de izquierdas.

La declaración pública, presentada bajo el lema Alternativa Nafarroa XXI, contó con la presencia, entre otros, del portavoz de la izquierda abertzale Txelui Moreno y el que fuera parlamentario navarro de Batasuna Adolfo Araiz.

La izquierda abertzale aboga en la declaración por conformar un "sujeto electoral" que integre el "acuerdo para un escenario de paz y soluciones democráticas" presentado en Gernika y suscrito por Batasuna, EA y Aralar, y que esté comprometido con "el proceso de articulación de Euskal Herria".

Al respecto, en el escrito se destaca que las próximas elecciones forales "pueden y deben convertirse en un primer paso" hacia la consecución de un escenario en el que "todos los proyectos políticos puedan ser defendidos y materializados en igualdad de condiciones y sin injerencias externas".

Estas elecciones pueden ser "un paso para que la sociedad navarra pueda decidir libre y democráticamente su futuro", agrega.