El alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, anunció ayer que del Centro Documental de la Memoria Histórica saldrán "inmediatamente" unas cuarenta cajas con documentos con destino a la Generalitat de Cataluña y otras 14 cajas "para el PNV".

En este caso es la primera vez en la que se aborda la devolución de legajos al País Vasco, mientras que será el sexto envío a Cataluña después del primero, que se produjo en la madrugada del 19 de enero de 2006 después de un largo proceso que se inició en mayo de 2004, cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero anunció su intención de estudiar la devolución de los legajos reclamados por los catalanes.

Aunque Lanzarote explicó que en la reunión del miércoles en Madrid del Patronato del Centro Documental no se informó de la fecha de salida de documentos, las cajas "podrían haber salido ya o podrían estar saliendo en estos momentos" porque lo único que se dijo es que sería de forma "inmediata", según precisó el alcalde salmantino.

Por otra parte, el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, dijo ayer que la nueva salida de documentos del Archivo de la Guerra Civil que, con sede en Salamanca, decidió el Patronato del Centro Documental de la Memoria Histórica, supone una "destrucción sectaria y política del patrimonio" histórico. Esta nueva devolución, en este caso al PNV y a la Generalitat de Cataluña de documentos allí conservados e incautados por el Gobierno del general Franco durante y después de la Guerra Civil (1936-1939), representa "un incumplimiento de los términos de la ley" que en su día se promulgó para dar cobertura jurídica a la salida de papeles.

En otro orden de cosas, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, dijo ayer que "seguramente" el pacto "secreto" suscrito entre el PSOE y los nacionalistas vascos incluye que los papeles del Archivo de Salamanca que hacen referencia al PNV vayan al País Vasco.

González Pons pidió tanto al Gobierno como el PNV que hagan público el pacto de gobernabilidad para conocer en qué consiste y qué "precio" tiene el apoyo de los nacionalistas a los presupuestos.

Tras criticar que se pague "con el patrimonio de todos" el apoyo de los nacionalistas vascos al Gobierno, González Pons volvió a exigir al Ejecutivo que aclare a todo el mundo lo que le va a "costar" que Zapatero siga siendo presidente del Gobierno un año más.