El ex presidente del Gobierno José Mª Aznar aseguró ayer que ETA y sus "cómplices políticos" están ya derrotados y advirtió de que "nadie debe facilitar, por acción o por omisión, ninguna vía" para que "escapen a su derrota". Aznar centró en el terrorismo el grueso de su discurso tras ser investido doctor honoris causa por la Universidad Católica San Antonio, de Murcia.

Hizo hincapié en que ETA "está derrotada histórica y socialmente" y en que el objetivo es ahora "hacer efectiva esa derrota", lo que, a su juicio, significa que "no hay precio alguno que pagar a los terroristas".

"No existe el derecho a crear partidos ilegales ni a votarlos. No se puede plebiscitar la dictadura ni someter a votación la democracia", manifestó.

Aznar aseguró que no basta con que los terroristas renuncien ahora a la violencia, sino "que es preciso reconocer que nunca debió emplearse".