La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, dijo ayer que desconoce la propuesta del contrato de integración para inmigrantes hecha por la presidenta del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, pero recordó que esa idea se propuso hace 11 ó 12 años y no se llegó a un acuerdo.

Aguirre hizo estas declaraciones en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno semanal, donde aprovechó la iniciativa de su compañera de partido para comentar la suerte que tiene la Comunidad de Madrid de haber podido atraer primero a casi un millón de inmigrantes de todo el mundo.

"Ellos han contribuido sin ninguna duda a que la Comunidad de Madrid fuera como todos aquellos países y regiones del mundo que se han hecho grandes a base de atraer primero, acoger inmediatamente, e integrar posteriormente a los ciudadanos que han ido allí en búsqueda de mayores oportunidades para ellos y sus familias", concluyó la presidenta madrileña.

Contrato de integración

La presidenta del Partido Popular de Cataluña, Alícia Sánchez-Camacho, planteó el pasado miércoles que los inmigrantes firmen un contrato de integración a su llegada en el que, entre otras medidas, acepten retornar a su país si por espacio de un período de tiempo carece de empleo y de medios para sostenerse.