El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha subrayado hoy que el futuro almacén de residuos nucleares (ATC) se ubicará en un municipio donde exista consenso con su ayuntamiento y con la Comunidad Autónoma correspondiente, ya que de lo contrario "no sería viable".

Así lo ha explicado el vicepresidente primero en una reunión con los periodistas tras la clausura de unas jornadas organizadas por la Asociación de Periodistas Europeos sobre cómo se financia la información.

Rubalcaba ha señalado que el Gobierno está "tratando de alcanzar un acuerdo" para la ubicación del ATC, en tanto que "es muy difícil ubicar una instalación de esta naturaleza si no tienes un acuerdo con las comunidades autónomas y los ayuntamientos".

De no existir ese "consenso" con las otras dos administraciones "las dificultades jurídicas pueden hacer que el proceso sea interminable".

"Estamos esperando a consensuarlo -la localidad elegida- para que la decisión que tomemos sea viable", ha reconocido.

El vicepresidente ha insistido en que la ubicación del ATC "no es una decisión fácil", y que, "aunque todo el mundo admite que es importante hacerlo porque si no estamos pagando muchísimo por nuestros residuos".

Por eso, ha garantizado que el Gobierno construirá el almacén "con seguridad", y ha agregado que "en toda Europa hay instalaciones de esta naturaleza y son seguras".

Por su parte, fuentes del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero informaron a EFE a finales de octubre de que el Gobierno está intentado desbloquear con el president de la Generalitat, Francisco Camps, la elección de Zarra como la localidad en la que se ubicará el ATC.

Las fuentes citadas señalaron que el Gobierno no quería dar el paso definitivo de elegir la localidad valenciana de Zarra -la opción que obtuvo la mejor calificación en el informe técnico que analizó el Consejo de ministros el pasado 17 de septiembre- en tanto no se asegure la colaboración de la Generalitat valenciana.