El Partido Popular ha expresado su temor a que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero pretenda llevar a cabo una nueva regularización masiva de inmigrantes, una advertencia que han conocido a través de expertos en la materia, según ha revelado el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons.

"La verdad es que hace ya 11 meses que el Gobierno aprobó la Ley de inmigración y que debía haber aprobado el reglamento de inmigración. Los expertos nos están advirtiendo de que el retraso en aprobar el reglamento puede deberse a que el Gobierno de Zapatero esté preparando, para después de las catalanas, una nueva regularización masiva de inmigrantes en España", ha declarado González Pons.

El diputado nacional del PP ha señalado que su partido quiere "creer que eso no es así" y ha emplazado al Ejecutivo a ofrecer explicaciones. "Esperamos que el Gobierno aclare si después de las catalanas está preparando una regularización masiva", ha reiterado.

"SERÍA UNA DECISIÓN INADECUADA"

Según ha subrayado, "en las actuales circunstancias de España", sería "una decisión inadecuada" que, además, "no puede tomarse por sorpresa, sin consultar a los agentes sociales y, desde luego, intentado que no se enteren los españoles".

En una breve comparecencia en la sede del PP, sólo con medios gráficos, González Pons ha afirmado que hasta hace poco la inmigración "ha ido siempre vinculada al empleo" pero ha señalado que se ha "desvinculado" desde que el Ejecutivo socialista "empezó a hacer regularizaciones masivas".

"En el 2004, en España trabajaban el 87 por cien de los inmigrantes y en la actualidad trabajan el 42 por ciento", ha indicado. Es más, ha dicho que hay 1,2 millones de inmigrantes en paro, de los que 800.000 "no están dados de alta en la seguridad social, bien porque están en la economía sumergida, bien porque no trabajan lo suficiente como para cotizar"

En este contexto, ha explicado que el PP propone que regresen a su país aquellos inmigrantes que se hayan quedado sin empleo y que hayan terminado todas las prestaciones a las que tienen derecho por haber trabajado --sin que "tengan posibilidad de seguir manteniéndose con ayudas públicas o con empleo"--. Según ha añadido, se trata de que la inmigración y la emigración de esos países "pueda circular" y que "no sea un fenómeno que termine estancándose en España".