El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, calificó ayer de "hombre de Estado" al ex presidente del Gobierno Felipe González y consideró que con sus últimas declaraciones sobre la lucha antiterrorista ha dejado claro que su actuación fue "totalmente coherente con la ley".

Iglesias hizo este comentario en la rueda de prensa tras la reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE al analizar la entrevista concedida por González a ´El País´, donde reveló que pudo haber ordenado volar a toda la cúpula de ETA reunida en Francia a finales de los ochenta y que aún hoy se pregunta si actuó correctamente al no hacerlo.

Según señaló, los socialistas no hablaron de esta entrevista en la Ejecutiva, pero todos leen "con respeto" las declaraciones del ex presidente. "Felipe González es un hombre de Estado que nosotros respetamos de manera muy muy especial", recalcó.

El vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó que "siempre hay gente dispuesta a saltarle al cuello" a Felipe González. "Sus declaraciones siempre provocan la misma reacción: hay gente que le odia y diga lo que diga, siempre le salta al cuello, y gente que le quiere, y yo estoy a los segundos".

Por su parte, el vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, señaló que el PP parece estar gobernado "por cangrejos" que "siguen obsesionados" con Felipe González. Para Blanco , el PP "siempre tiene una mirada hacia el pasado. Parece como si estuviera gobernado por cangrejos, porque siempre, da igual la materia que sea, tiene la mirada hacia atrás".

José Bono cuestionó a quienes en la época de los GAL criticaban ´Contra ETA: metralletas. Ejército al poder´ y ahora se "rasgan las vestiduras" porque parecen "haberlo olvidado". "Los hechos que ocurrieron allí han sido juzgados así que es más materia de historiadores desapasionados que de enemigos viscerales de Felipe", recalcó.

Por su parte, la secretaria del PP, Mª Dolores de Cospedal, aseguró que lo revelado por González "es algo que ya estaba prácticamente en el acervo común y conocimiento de todos los españoles: Ha aseverado que existió una guerra sucia, que esa guerra sucia se llevaba desde el Gobierno y que el presidente del Gobierno era el máximo responsable". La ´número dos´ del PP apostilló que "hubo guerra sucia y había una persona que tenía en su mano dar instrucciones sobre si se mataba o no a alguien. Lo dijo González, por lo que parece que él mismo se está poniendo en situación de decir que la famosa X de los GAL era él".