El AVE español puede presumir de ser el más veloz del mundo y el segundo más puntual por detrás de la alta velocidad japonesa. El ferrocarril español es capaz de superar los 350 kilómetros por hora, velocidad que ni siquiera el pájaro más veloz, el halcón peregrino, alcanza cuando se lanza en picado sobre sus presas. La velocidad media de circulación de sus trenes se sitúa en 222 kilómetros por hora por detrás de trenes de japoneses o franceses. También puede presumir de puntualidad, ya que los trenes de alta velocidad españoles llegan a su destino a la hora programada en un 98,54% de las ocasiones.

El servicio ferroviario de Alta Velocidad que Renfe presta en España es el que circula a la mayor velocidad comercial del mundo, a una media de 222 kilómetros por hora, lo que le sitúa por delante de Japón, según datos oficiales. Además el AVE español es además el segundo más puntual, en este caso por detrás de Japón. El 98,54% de los trenes de Alta Velocidad españoles llegan a su destino a la hora programada, tasa muy próxima a la del 99% que registra el país asiático.

La red AVE de España será también la más extensa de Europa cuando el próximo 18 de diciembre se pongan en servicio los 391 kilómetros que unirán Madrid con Albacete, Cuenca y Valencia. En ese momento superará los 2.000 kilómetros, situándose por encima de los 1.900 kilómetros de Francia o los 1.300 kilómetros de Alemania.

El proyecto español, de acuerdo a datos del propio Ministerio de Fomento, contempla alcanzar los 7.000 kilómetros de vías ferroviarias de alta velocidad sobre 2015. Antes de llegar a este número, España ya se ubicará en el tercer puesto a nivel mundial sobre diciembre, superada únicamente por China, que cuenta con más de 3.500 kilómetros de vías en servicio, y Japón, que llega a unos 2.500 kilómetros

En cuanto a velocidad comercial (la velocidad media de circulación de los trenes con que se presta servicio a pasajeros), el servicio AVE español que presta Renfe circula a una media de 221,05 kilómetros por hora (Km/h), con lo que supera a la de 218,8 kilómetros por hora que se registra en Japón, y a la de Francia (216 Km/h). Después se sitúan el Reino Unido, país en el que los trenes AVE registran una velocidad media comercial de 180 kilómetros por hora, Italia (172,5 Km/h), Corea (153,19 Km/h) y Alemania (145 Km/h).

Y ADEMÁS, PUNTUAL

Por lo que a puntualidad se refiere, sólo los trenes AVE de Japón y España rozan el 100%. En el país asiático, el 99% de los trenes de Alta Velocidad llegan a su destino a la hora prevista y en España el 98,5%. Posteriormente se sitúa el servicio AVE que se presta en Corea del Sur, con una puntualidad media del 93,7%, seguida del TGV francés (92,5%), del Eurostar que une Francia y Reino Unido (91,6%), del Eurostar de Italia (87%) del AVE Alemán (79%).

La red y el servicio AVE español se mantiene así como referente mundial. Muestra de ello son las visitas que delegaciones de distintos países (Estados Unidos, China, Suecia y Egipto entre otros) realizan continuamente a España para conocerlo y recoger asesoramiento para trasladarlo a sus planes de inversión en ferrocarriles.