La Federación Española de Hostelería (FEHR) ha advertido hoy que la prohibición total de fumar en los establecimientos de hostelería hará perder un 10% de la facturación y de los puestos de trabajo, lo que supondría la "ruina" del sector y un descenso del 0,7% del PIB español.

En el marco del Salón Internacional del Equipamiento para la Restauración, Hostelería y Colectividades (Hostelco), el presidente de la FEHR, José María Rubio, ha explicado que hoy comienza una campaña "a favor de la salud, la protección de los menores y derechos de no fumadores", pero también de los fumadores, en la que se reclama la existencia de zonas para fumar sin servicio y sin menores.

Para Rubio, la prohibición total de fumar causará perjuicios en el sector porque el tabaco está "muy vinculado" al consumo de restauración, ya que bares y restaurantes son puntos de encuentro social.

Con el lema "No a la prohibición total. Contra el tabaquismo, por el turismo y la hostelería", los hosteleros repartirán más de 200.000 carteles, en los que se propone la existencia de áreas cerradas en las que se pueda fumar, en las que no puedan entrar los trabajadores del local, ni los menores de edad.

"Proponemos que se haga en España -ha dicho Rubio- lo que ya se hace en otros países de Europa, como Francia o Italia", que supone el respeto para no fumadores y fumadores.

Según Rubio, sólo hay tres países en Europa que han prohibido totalmente fumar en establecimientos de hostelería: Irlanda, donde según ha dicho ya han cerrado uno de cada cuatro bares; Gran Bretaña, donde han cerrado el 7,5% de los pub, y Chipre.

La prohibición total de fumar será más dañina para los locales de ocio nocturno y las microempresas, según Rubio.

Un estudio de la FEHR apunta que el sector de la hostelería contaba en 2009 con 358.046 establecimientos en España, que emplearon a 1.421.200 personas y facturaron 122.836 millones de euros, lo que supone el 7% del PIB español.

La prohibición total de fumar en estos establecimientos vendría a agravar una situación que vive el sector, que lleva 30 meses consecutivos con descensos de ventas y que el año pasado, por primera vez desde 1993, sufrió una caída de su facturación, del 4,3%.

El sector hostelero está compuesto por un 46% de bares; 20% de restaurantes; 13% de cafeterías; 13% hoteles y 8% de colectividades.

En el año 2009, 1.421.200 personas estaban empleadas en hostelería, 1.099.440 corresponde a restauración y 321.760 a establecimientos de alojamiento.

La caída general de la actividad en el último año se refleja también en un descenso del empleo, que se redujo en un 2,2% respecto al año anterior.

El día 15 de noviembre, la junta directiva de la FEHR se concentrará ante el Ministerio de Economía para pedir que no se lleve a cabo la prohibición total de fumar en establecimientos de restauración.

Actualmente, el texto de la proposición del ley del tabaco se encuentra en el Senado, por lo que Rubio ha pedido a los grupos políticos que no permitan que se lleve a cabo la prohibición total de fumar en establecimientos de restauración, que está previsto que entre en vigor al inicio de 2011.