Los fuertes vientos registrados hoy en la zona del cantábrico, superiores a los 100 kilómetros hora, han provocado la activación de alertas rojas, el amarre de la flota pesquera, así como numerosas incidencias y dos heridos leves en Cantabria.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), España se encuentra hoy bajo el radio de acción de una borrasca muy fuerte y muy amplia, con un descenso de temperaturas, que en Cuenca, Guadalajara, Soria o Teruel rondan los cero grados.

Esta borrasca, que ha afectado también a los vuelos del aeropuerto de Madrid-Barajas, hará que mañana continúe el temporal en la península, especialmente en zonas costeras, donde se esperan olas de hasta casi 10 metros, y en las montañosas, donde ya se han registrado las primeras nevadas.

Según han informado a Efe fuentes de AENA, del sindicato USCA y de las compañías, al menos cinco vuelos no han podido aterrizar esta mañana y los retrasos registrados se han debido también al mal tiempo.

En Cantabria, este temporal, con rachas de viento de hasta 112 kilómetros por hora, ha sido la causa de la mayoría de las incidencias registradas en la región y ha causado dos heridos leves en Santander.

El primero de ellos resultó golpeado por la caída de un contenedor, y el segundo cayó al suelo tras percatarse del derrumbe de un andamio, hiriéndose en un hombro.

En el País Vasco, el departamento de Interior ha declarado la alerta roja para mañana ante la previsión de olas superiores a los ocho metros de altura.

Para hoy está activada la alerta naranja en Euskadi por los fuertes vientos que podrían superar los 120 kilómetros por hora, y Salvamento Marítimo ha suspendido para hoy y mañana los trabajos que técnicos de lucha contra la contaminación marina realizaban en la zona donde el jueves embarrancó el pesquero vizcaíno "Motxo", en la costa guipuzcoana de Deba.

La flota pesquera asturiana permanece también amarrada ante la previsión de que el fuerte temporal pueda provocar olas de hasta 9,7 metros de altura, según ha informado hoy a Efe el presidente de la Federación de Cofradías de Asturias, Dimas García.

Si se confirman olas de hasta casi diez metros, la franja horaria de pleamar puede conllevar situaciones de riesgo en la zona costera, con la posibilidad de que se produzca "bastante daño en los puertos", ha explicado el patrón mayor de las cofradías asturianas.

En Santiago de Compostela, la Dirección Xeral de Emerxencias e Interior de la Xunta ha elevado a nivel rojo la alerta por el temporal.

En la zona se esperaba para hoy mar de fondo del noroeste de 7 a 8 metros, mar de viento muy gruesa y viento del oeste al noroeste fuerza 8.

Desde el día de ayer, los parques y jardines de A Coruña están cerrados y se recomienda a los ciudadanos que extremen la precaución y no se acerquen a las zonas de costa ni a las arboladas. Además, se solicita que se aseguren elementos en terrazas, balcones y ventanas.