La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha afirmado hoy que el propio Felipe González "se ha puesto en situación de decir" que él mismo era la "X" de los GAL, y ha destacado que en la lucha contra el terrorismo "los atajos", al final, "ni son provechosos ni son aceptables".

"Que hubo guerra sucia y una persona tenía en su mano decidir si se mataba a alguien o no, no lo digo yo, ni lo dice un periódico, sino que lo dice el presidente del Gobierno en ese momento, así de claro: él mismo se está poniendo en situación de decir que la famosa X de los GAL era él, y no es algo sujeto a una interpretación del PP".

Con estas palabras ha aludido la número dos del PP a la entrevista a González que el diario "El País" publicó ayer, y en la que afirmaba que tuvo la posibilidad de "volar" a la cúpula de ETA y que al final no lo hizo, algo que, según sus palabras, ignora si fue lo correcto. De Cospedal lo ha sentenciado así: "A declaración de parte, juicio resuelto".

Varios dirigentes del PP, preguntados por la cuestión, han reprobado esas declaraciones del ex jefe del Gobierno, y lo mismo ha hecho el líder del partido, Mariano Rajoy, durante su intervención ante el Comité Ejecutivo Nacional.

Para la secretaria general del PP, de cualquier modo, lo que ha dicho González no aporta gran novedad, pues "ya estaba en el acervo del conocimiento de los españoles" la existencia de una guerra sucia que "se llevaba desde el Gobierno" entonces. Una "guerra sucia" que comandada el propio González, "el máximo responsable", en palabras de la secretaria general de los populares.