La Fiscalía recaba desde hace meses información sobre los intentos de la ilegalizada Batasuna para volver a las instituciones participando en las próximas elecciones y tiene ya en su poder hasta tres informes policiales sobre esta cuestión.

La labor de reunir datos está siendo centralizada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, órgano ante el que se instarían las medidas más urgentes como la suspensión de actividades de una nueva formación política, pero también interviene en ella la Fiscalía del Tribunal Supremo, que lleva los procedimientos que se siguen en aplicación de la Ley de Partidos.

Infiltrados en partidos legales

Los informes elaborados por la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Ertzaintza concluyen que Batasuna intentará concurrir a las elecciones municipales de mayo, aunque las fuentes consultadas subrayan que esto no constituye ninguna novedad, porque los propios abertzales lo han reconocido públicamente. Pero la Fiscalía, además, baraja la hipótesis de que la formación trate de incluir a algunos de sus miembros en las listas de un partido legal.