Manuel González Asensio, el español que viajaba en el avión siniestrado este jueves en Cuba, regresaba de un viaje a Santiago de Cuba para conocer el santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, de la que era devoto.

Manuel era soltero, tenía 51 años y era natural de la ciudad de Badajoz, en el sudoeste de España, aunque vivía en Madrid por motivos profesionales, informó a Efe su sobrino David de la Era González.

Era la primera vez que Manuel González viajaba al país caribeño, y lo había hecho en compañía de unos amigos, que decidieron quedarse en La Habana y no realizar la excursión a la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de la isla.

A su regreso, el avión en el que viajaba, de la compañía Aerocaribbean, se estrelló en un paraje de la provincia central de Sancti Spíritus y ninguno de sus 68 ocupantes -28 de ellos extranjeros- ha sobrevivido.