Cinco jóvenes emigrantes clandestinos argelinos, que intentaban cruzar el Mediterráneo para alcanzar el litoral español, murieron ahogados frente a las costas de Orán, la capital del oeste de Argelia, informaron este miércoles fuentes locales.

Otros cinco emigrantes, que viajaban en la misma embarcación, pudieron ser salvados en el último momento por los guardacostas, según las mismas fuentes.

El grupo de diez jóvenes, todos originarios de Orán, se embarcaron el pasado fin de semana desde la playa de Saint Germain en una lancha neumática con la intención de llegar a España pero las malas condiciones meteorológicas frustraron su tentativa.

El mal estado de la mar, con grandes olas y fuerte viento, provocó que la embarcación volcase y que sus diez ocupantes cayeran al agua.

Los guardacostas recibieron un aviso de alerta y consiguieron rescatar a cinco de los ocupantes pero no pudieron hacer nada por los otros cinco.

Los cinco supervivientes serán presentados ante un tribunal oranés por el delito de intento de salida ilegal del país, que está penado con hasta seis meses de prisión condicional.

A principios de octubre, los guardacostas argelinos rescataron del mar a otros 20 emigrantes ilegales cuya embarcación naufragó cuando intentaban alcanzar las costas italianas.

Los clandestinos argelinos que se embarcan desde el oeste del país pretenden llegar al litoral español mientras que los que lo hacen desde las costas orientales se dirigen habitualmente hacia Italia.

Aunque este año se ha reducido el número de detenciones realizadas por las fuerzas de seguridad argelinas, decenas de jóvenes del país han seguido intentando alcanzar las costas europeas en embarcaciones de fortuna.