El etarra deportado Arturo Cubillas, reclamado por la Justicia española por presuntos nexos con ETA y las FARC, declaró este miércoles como testigo ante un fiscal venezolano que indaga la causa a petición suya, confirmaron a Efe fuentes judiciales.

Las fuentes de la Fiscalía Décima Nacional, ante la cual había sido citado, indicaron que el magistrado Richard Monasterio le tomó declaración en la sede del Ministerio Público, en el centro de Caracas.

Cubillas, cuya extradición ha solicitado el Gobierno español, entró y salió de la sede de la Fiscalía sin que le vieran los numerosos periodistas nacionales e internacionales concentrados delante del edificio en una céntrica avenida de Caracas.

Medio centenar de militantes de colectivos radicales venezolanos acudieron también al lugar para solidarizarse con el etarra deportado a este país en 1989, con pancartas y gritos de "No a la extradición" y "A Venezuela se le respeta".

Los manifestantes, que eran de la Coordinadora Simón Bolívar y otros colectivos y algunos de ellos llegaron en un camión provisto de altavoces desde los que sonaban canciones revolucionarias y lemas, denunciaron "la campaña mediática" de la prensa internacional y de medios nacionales en contra de Venezuela y de Cubillas.

Entre las personas que acudieron a la puerta de la Fiscalía estaba también la esposa del etarra deportado, Goizeder Odriozola, periodista venezolana de origen vasco que trabaja en el despacho de la Vicepresidencia de este país.

Odriozola, que se negó a hacer declaraciones, permaneció junto a los militantes que se manifestaban, antes de abandonar el lugar, donde siguieron las coordinadoras hasta dar por concluido su acto tras anunciar que Cubillas les daba las gracias por su solidaridad.

Decenas de periodistas de medios nacionales e internacionales habían acudido a primera hora de la mañana a la sede de la Fiscalía donde declaró, según las fuentes judiciales, el presunto etarra al que reclama España, pero sin poder verle ni a la entrada ni a la salida, confirmada por los portavoces del Ministerio Público.

La Fiscal General de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, anunció ayer la comparecencia para este miércoles del etarra deportado, tras un aplazamiento de la citación, inicialmente prevista para el martes.

Cubillas pidió a mediados de octubre a la Fiscalía venezolana ser investigado al alegar "indefensión" ante las acusaciones en su contra.

Tras confirmar entonces la apertura de la investigación a cargo del fiscal Monasterio, Ortega informó de que Cubillas iba a declarar como testigo "con la finalidad de que aclare algunos elementos y así poder obtener la mayor información necesaria" para "esclarecer los hechos en los que se le ha relacionado".

El etarra deportado, al que un juez español señala como instructor de dos supuestos miembros de la banda terrorista en Venezuela, ha sido citado a declarar como imputado en España por el magistrado Eloy Velasco el próximo 14 de diciembre.

El juez, que investiga una presunta alianza entre ETA y la guerrilla de las Fuerzas Amadas Revolucionarias de Colombia (FARC), dictó el pasado mes de marzo una orden de captura contra Cubillas, que tiene nacionalidad venezolana y trabaja para un ministerio de este país.