Dos expertas en Derecho Civil y Lengua Española han coincidido en afirmar que el método de lanzar una moneda al aire es más objetivo a la hora de elegir el orden de los apellidos, en caso de conflicto entre los padres, que en función del alfabeto, tal y como recoge el proyecto de Ley del Registro Civil. La titular de Derecho Civil de la UNED, Patricia López, señaló que la prevalencia del orden alfabético "no es el método más adecuado", pues acabará haciendo prevalecer los apellidos que empiezan con una letra compuesta en la primera parte del abecedario, y apostó por que "se recurra al criterio decisorio de la suerte".