17 de noviembre de 2009
17.11.2009

La imagen de Camps en un Ferrari desata otra ´guerra´ entre PSOE y PP

Rajoy la compara con otras "similares" del Rey y los socialistas la califican de "inoportuna y hortera"

17.11.2009 | 01:09
Francisco Camps y Rita Barberá saludan a los aficionados que se congregaron el pasado domingo en el circuito de Cheste.
El Partido Popular justificó ayer la fotografía del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, conduciendo un Ferrari en el circuito de Cheste (Valencia) y la comparó con otras "similares" que se han hecho al Rey o a Jordi Pujol, mientras que el PSOE la calificó de "hortera" y "bastante inoportuna".
Para el presidente del PP, Mariano Rajoy, la imagen de Camps al volante de un Ferrari se enmarca en los actos propios de "la promoción de una ciudad y de un acontecimiento".
Sobre la conveniencia de esta foto, Rajoy manifestó: "Esto es cuestión de cada uno. A mí sinceramente no me parece mal (...) Creo que tanto al Rey como a Jordi Pujol los he visto en actuaciones similares y no pasa nada. Personalidades muy importantes de la vida política española se han hecho fotografías similares".
La secretaria general del PP, Mª Dolores de Cospedal, defendió la presencia de Camps en el acto, ya que, en su opinión, estaba trabajando para la celebración en su comunidad de un evento que crea riqueza y puestos de trabajo.
Según Cospedal, Camps "tenía que estar" en el circuito, ya que era la "primera vez" que esta escudería no presentaba su nueva temporada de Fórmula Uno en Italia, por lo que era un "gran acontecimiento" en el que el presidente valenciano debía hacer acto de presencia.
En esta misma línea, la vicesecretaria de Organización y Electoral del PP, Ana Mato, dijo que la imagen "no es una frivolidad", ya que lo que estaba haciendo Camps era "atraer inversiones" para España.
Por el contrario, la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, calificó la imagen de Camps al volante de un Ferrari de "bastante inoportuna", tomada en un momento de crisis económica y en el que el presidente valenciano "tiene que responder a tantas querellas y acusaciones".
En su opinión, los políticos deberían ofrecer una imagen "mucho más austera, más comedida, mucho más pegada a la realidad de los que los ciudadanos sienten y piensan" sobre ellos.
Para la ministra, ver a Camps pilotando este automóvil es "cuanto menos una imagen bastante inoportuna desde un punto de vista político", en un momento en el que también está en cuestión "la honestidad, la honorabilidad, la gestión de los usos públicos, etcétera".
Asimismo, el secretario de Organización del PSC, José Zaragoza, ha dicho que la imagen del presidente valenciano le parece "hortera".


ADEMÁS

· Rita Barberá dice que disfrutó– La alcaldesa de Valencia no entiende el revuelo montado por la presencia de Camps en la fiesta de Ferrari el pasado domingo y critica las acusaciones que se le han hecho desde el PSOE. "Yo me lo pasé muy bien", dijo la primera edil.

· La foto que honra al president– El secretario general del PP de la Comunitat Valenciana, Antonio Clemente, rechazó que la foto de Camps conduciendo un Ferrari sea un error y destacó que el hecho de que estuviera en Cheste "defendiendo los intereses valencianos es algo que le honra".

· Una burla y un insulto– La diputada autonómica de Esquerra Unida Marga Sanz dijo ayer que la imagen, además de ser "frívola", le parece "una burla y un insulto".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine