15 de noviembre de 2009
15.11.2009

El postre de la discordia

14.11.2009 | 22:33
Nadie se ha salido del guión. Anteayer, la cúpula del PP trasladó el mensaje de que en la Convención del partido que se celebra en Barcelona durante el fin de semana se trataba de reafirmar la unidad del partido y ayer todos siguieron al unísono esa directriz.
Mariano Rajoy, Esperanza Aguirre, Francisco Camps... todos aprovecharon su más mínima declaración a los periodistas para asegurar que el PP sale reforzado, que las heridas son cosa del pasado y que todos reman en la misma dirección.
Es lo que se escenificó en el almuerzo convocado por Rajoy con sus colaboradores más cercanos y con los barones territoriales: una confraternización en torno a un mantel, una mousse de salmón y carne o pescado: brocheta de rape o solomillo de ternera.
Hasta ahí sin debate. Pero en el postre llegó la discusión cuando los comensales vieron ante sí un trozo de tarta sobre el que no lograban ponerse de acuerdo.
La pregunta fue si se trataba de tarta de Santiago o no, y ante las dudas generalizadas, un gallego tuvo que oficiar como tal, y, con permiso de Rajoy, Alberto Núñez Feijóo concluyó que el dulce en cuestión se parecía a una tarta de Santiago.
"Ha ganado Feijóo", sentenció ante los periodistas la portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría sin que, aparentemente, sus palabras tuvieran que ver con la sensación generalizada de que el presidente gallego es un personaje en ascenso en el seno del partido.
No se ve en la dirección contraria Camps pese a todo lo que está pasando porque ayer se sintió arropado por su "gran amigo" Rajoy y por el resto de barones territoriales.
Es lo que aseguró que pudo constatar en las cinco horas de su estancia en Barcelona antes de regresar a Valencia para atender hoy un compromiso con Ferrari que le impedirá estar en la clausura de la Convención.
Tampoco estará la presidenta madrileña, quien regresó a Madrid por motivos familiares y quien, fiel también al guión, aseguró que el PP sale reforzado de Barcelona.
Las declaraciones de Aguirre están congregando en los últimos tiempos cada vez a más periodistas y su persecución se asemeja a la que tienen que sufrir algunos de los protagonistas de las revistas del corazón.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!