01 de noviembre de 2009
01.11.2009
Corrupción. El líder de los populares comparece el martes ante el comité nacional

El presidente del PP quiere dar un golpe de autoridad y prepara un discurso "serio y duro" ante los suyos

31.10.2009 | 22:26
El presidente del PP, Mariano Rajoy, efectuará el próximo martes ante el Comité Ejecutivo Nacional de su partido un discurso "muy serio y muy duro" para decir claramente "basta" a quienes se comporten de modo "inmaduro e irresponsable" y a quienes han creado en toda la formación "una sensación de hartazgo".
Destacados dirigentes del Partido Popular que prefieren el anonimato señalaron que éstas serán las líneas maestras de la intervención que Rajoy, tal y como avanzó anteayer en Cartagena, efectuará ante la Ejecutiva de su formación.
Al líder del PP se le ha acabado la paciencia -"santo Job sólo hay uno", dijo en la localidad murciana-, y por ello, su objetivo consiste en llegar el martes con los principales conflictos que acechan a su partido totalmente solventados, es decir, los que genera el caso Gürtel y los que provocan las peleas internas en la Comunidad de Madrid.
Con ese bagaje de autoridad quiere aparecer Rajoy ante los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional, a los que ofrecerá un discurso "muy serio y muy duro", toda vez, argumentan las fuentes consultadas, que tales problemas han multiplicado "el hartazgo que en todo el PP de toda España" se siente hacia la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón.
Y por extensión han aireado el debate sobre si el liderazgo de Rajoy debilita la opción electoral del PP.
Según la opinión de una fuente de la dirección próxima al presidente, el líder de los populares apelará "muy claramente" a la "madurez" y a la "responsabilidad" de los dirigentes del partido y pondrá de relieve que "el PP de España no es el PP de Madrid".
"Rajoy recogerá el clamor que hay en todo el partido para que los problemas internos en Madrid se acaben de una vez", sentencia la misma fuente, para la que es poco probable que el líder del partido concrete "medidas drásticas".
Una de las que queda por tomar, la previsible sanción al vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, está en manos del Comité de Derechos y Garantías, que se reúne un día después. En suma, remarca otra fuente consultada de la dirección, exigirá a los miembros de su partido, pero especialmente a Aguirre y a Gallardón, que "dejen de pensar en ellos mismos y se dediquen a pensar en los militantes y en los ciudadanos".
O en otras palabras, según asegura otra fuente, también de la dirección: "Que se dejen de chorradas y se pongan a trabajar por el partido". Sin quitar el foco sobre el presidente valenciano, Francisco Camps, de quien Rajoy quiere más iniciativa política ante el caso Gürtel, serán Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón los que concentren toda la expectación, sin excluir, como es obvio, al propio Cobo, que es miembro del Comité Ejecutivo Nacional.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine