06 de julio de 2008
06.07.2008
37 congreso socialista. EL REELEGIDO SECRETARIO GENERAL RECUPERA LA VICESECRETARÍA QUE asumirá BLANCO

Zapatero sitúa a Leire Pajín al frente de la Secretaría de Organización del PSOE

06.07.2008 | 02:35
Leire Pajín, nueva secretaria de Organización, saluda a los compromisarios.

El presidente del Gobierno gestionará el partido durante los próximos cuatro años al recibir el respaldo del 98,5% de los delegados

El plenario del 37 Congreso Federal del PSOE otorgó ayer su plena confianza a José Luis Rodríguez Zapatero para gestionar el partido los próximos cuatro años al frente de una Ejecutiva en la que José Blanco asume la recuperada vicesecretaría y Leire Pajín la secretaría de Organización.
Por tercera vez en ocho años, Zapatero se dirigió a los delegados de un Congreso socialista para agradecerles que le hayan elegido como su máximo responsable, en esta ocasión con el 98,5 por ciento de los votos.
Una cifra que supera ampliamente el 41,6 por ciento del año 2000, cuando por tan sólo nueve votos se impuso a José Bono, y que rebasa el 96,1 que consiguió hace cuatro años.
El reelegido secretario general aprovechó su primera intervención tras haber renovado la confianza para anunciar oficialmente una nueva estructura en el partido que implica la recuperación de la vicesecretaría general, un cargo que en su día tuvo como titular a Alfonso Guerra.
Blanco será ahora quien ocupará esa responsabilidad tras abandonar la secretaría de Organización, un puesto que pasa a manos de Pajín.
Los dos, Pajín y Blanco, protagonizaron una breve comparecencia ante los periodistas para elogiarse mutuamente y agradecer la confianza de Zapatero, y mientras que el nuevo vicesecretario confió en estar a la altura de las circunstancias, su sustituta garantizó que se dejará la piel.
Ambos nombramientos fueron acogidos con elogios por los delegados, aunque el ex presidente de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra, antes de que se confirmasen oficialmente, había dicho que le parecía bien que Pajín fuera la nueva secretaria de Organización porque es la dirigente socialista que "más ha madurado en cuatro años intelectual y físicamente", aunque prefería que Blanco siguiera con esa responsabilidad.
Zapatero, ayer en vaqueros y sin corbata, aseguró a los delegados que los socialistas emprenden "un nuevo comienzo" y que contará con las federaciones para lograr una nueva dirección del partido que sea "de todos" y que votará hoy el plenario del 37 Congreso.
Pero además de reelegir a Zapatero, los delegados socialistas dedicaron la jornada a ultimar la posición del partido ante una serie de cuestiones que van a ser objeto de especial atención en los próximos años.
Entre ellas, la apuesta por la laicidad del Estado, que es defendida en un texto del que, en el último momento, se cayó la propuesta inicial de suprimir los funerales de Estado.
En principio, se había dado por buena una redacción en la que se citaban expresamente los funerales de Estado como ejemplo de lo que debería ser una progresiva desaparición de liturgias y símbolos religiosos en los espacios públicos y en los actos oficiales de Estado, pero el PSOE la suprimió tras reconocer que se trataba del "ejemplo más desafortunado".
El PSOE también defiende dar pasos para facilitar el voto de los inmigrantes en las elecciones municipales y revisar y actualizar la legislación sobre el aborto con el objetivo de mejorarla, recogiendo las experiencias más innovadoras de las leyes europeas de indicaciones y plazos.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine