03 de julio de 2008
03.07.2008
el jefe del ejecutivo explicó la situación actual en el PLENO EXTRAORDINARIO SOBRE ECONOMÍA

Zapatero asegura que no reducirá el gasto social y descarta la recesión

El jefe del Ejecutivo dijo que "sabremos hacer recuperar la economía y el empleo, manteniendo las políticas sociales"

03.07.2008 | 02:00
El presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, en un momento de su discurso de ayer en el Congreso de los Diputados.
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pronosticó ayer que la economía registrará un "crecimiento debilitado" en los próximos meses, pero descartó que vaya a registrarse un "estancamiento duradero y menos aún una recesión".
Durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados en el debate sobre la situación económica, Zapatero indicó que en sólo seis meses la economía española ha pasado de crecer un 3,5% en el último trimestre del 2007 a un 2% en este momento, mientras que en tasas intertrimestrales, señaló que el segundo trimestre registrará tasas "más débiles" que el aumento del 0,3% del primer trimestre. "Estamos ante un claro y rápido empeoramiento de la situación económica", señaló.
El jefe del Ejecutivo admitió también que el ajuste del sector de la construcción ha sido "más rápido e intenso" de lo que estaba previsto y con un "alto coste" en términos de empleo -dijo que desde septiembre un tercio del paro ha afectado al sector de la construcción- y pronosticó que los últimos datos de viviendas construidas hacen prever que "la destrucción de empleo continuará en este sector en los próximos meses".
"La afiliación ha crecido, el paro se ha incrementado y la inflación anticipada se sitúa en el 5,1%. Son datos que reflejan una coyuntura económica claramente adversa y en un plazo relativamente breve, lo que acentúa la situación de deterioro", añadió Zapatero.
Ante este panorama, el jefe del Ejecutivo señaló que la desaparición del superávit no debe llevar al "dramatismo", dado que, en su opinión, es "lógico" que se reduzca porque la política fiscal debe contribuir a estabilizar la economía a lo largo del ciclo dentro de una "actitud general de rigor". "Hemos ahorrado cuando debíamos y ahora tenemos margen para afrontar las dificultades", reiteró.
Además, añadió que el Gobierno es consciente de que muchos ciudadanos sienten "inquietud y preocupación" por el futuro, pero les garantizó que el Ejecutivo está asumiendo su responsabilidad con los medios de los que dispone para hacer frente a este "frenazo" económico. "La economía está atravesando un periodo de serias dificultades, pero nunca antes lo había afrontado en mejores condiciones de partida", subrayó.
El jefe del Ejecutivo aseguró que el Gobierno asume la responsabilidad para afrontar una desaceleración económica con "plena confianza" en las posibilidades de la economía española para superar "tiempos difíciles y complicados" porque, a su parecer, España ha sabido crecer "como nadie" cuando "el viento soplaba a favor", lo que le ha permitido superar la media de renta per cápita de la UE y "sabremos hacer recuperar la economía y el empleo, manteniendo siempre las políticas sociales".
Además aseguró que el Gobierno no va a incumplir sus compromisos de política social, hará el mayor esfuerzo posible para reducir los gastos corrientes, pero "no va a congelar, ni mucho menos a a reducir" el gasto social ni el gasto productivo. "Toda la austeridad posible, pero no a costa de los compromisos sociales ni de las inversiones que tenemos que seguir haciendo en infraestructuras, en educación y en innovación", señaló.
Zapatero consideró que la economía española dispone de muchas fortalezas para afrontar este periodo, entre las que destacó el crecimiento de la población española, una fuerza de trabajo con más de 20 millones de trabajadores, un gran nivel de cualificación y unas cuentas públicas saneadas.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine