El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha sentado las bases para ilegalizar Acción Nacionalista Vasca (ANV) después de apreciar indicios de que este partido podría tener conexiones con Batasuna, formación a la que algunos de sus responsables "rendirían cuentas". Esta es una de las conclusiones que refleja el magistrado en el auto de encarcelamiento de la dirigente de Batasuna Marije Fullaondo, que ingresó el viernes en prisión por orden suya.

Fullaondo, según Garzón, ha recibido información "o rendición de cuenta" por parte de responsables de este partido, además de estar a sueldo del PCTV, cuya ilegalización también reclaman algunos sectores, como el Partido Popular.

El responsable del Juzgado Central de Instrucción número cinco de la Audiencia Nacional adelanta en su resolución que esta conexión será objeto de un análisis "más profundo" en su momento.

Esta sería una de las razones por las que ANV no estaría presente en las próximas elecciones generales del 9 de marzo, ya que Garzón podría decretar la suspensión de sus actividades si llega a la conclusión de que es sucesora de Batasuna y, por tanto, un instrumento al servicio de ETA.