El líder de CiU, Artur Mas, acusó ayer al presidente de la Generalitat, José Montilla, de estar más pendiente del PSOE y de los temas electorales que de la agenda estrictamente catalana. El presidente de CiU, Artur Mas, ha comentado así en un comunicado la reunión que mantuvo el viernes por la mañana con el presidente de la Generalitat, José Montilla.

Mas ha recordado que intentó que "se acelerasen acuerdos en infraestructuras y en financiación y que no se pierda más el tiempo" pero ha reconocido que no consiguió sus objetivos. Ante esta situación, el máximo responsable de CiU avanza que su formación "va a seguir trabajando e insistiendo" en sus planteamientos.

Mas propone que "el próximo Gobierno español quede condicionado por los votos catalanes y catalanistas" como solución a la parálisis que vive Cataluña en el desarrollo del Estatut.

Según Mas, esto comportaría que "no se pueda prescindir de Cataluña" y que "en la agenda política española Cataluña se coloque en la primera línea y no como ha ocurrido en los últimos años".

Financiación

Por su parte, el vicepresidente de la Generalitat catalana, Josep Lluís Carod-Rovira, subrayó ayer que el Govern tendrá "más fuerza" para negociar el nuevo modelo de financiación con el Ejecutivo central si cuenta con una "amplísima mayoría" en el Parlament, incluyendo a CiU.

Carod se refirió así a la reunión que mantuvo ayer el presidente de la Generalitat, José Montilla, con el líder de CiU, Artur Mas, quien pidió que la federación vuelva a participar en la Comisión Bilateral de Asuntos Económicos y Fiscales para acordar un nuevo modelo.

El vicepresidente de la Generalitat insistió en que la pretensión de Mas no es posible, tal y como lo establece el artículo 183 del Estatut catalán, pero sí reclamó unidad en el Parlament sobre este asunto.