La Cámara ha aprobado con el apoyo de todos los grupos, excepto el PCTV-EHAK, una resolución en la que además de condenar los asesinatos de Capbreton se condena el atentado contra el juzgado de paz de Sestao (Vizcaya) y se exige a ETA su disolución.

La portavoz del grupo abertzale, Nekane Erauskin, ha considerado que esta iniciativa busca la "criminalización" de su grupo, que se ha abstenido en la votación.

A pesar de que el PP ha votado a favor de la resolución aprobada, su portavoz Carlos Urquijo ha sido muy crítico con la condena de los grupos nacionalistas después de que ayer pidieran la libertad de los condenados en el macrosumario 18/98.