Un total de 120 inmigrantes pakistaníes que dormían en los alrededores del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Ceuta fueron detenidos en la madrugada del miércoles para ser repatriados a sus países de origen, en una operación llevada a cabo por el Cuerpo Nacional de Policía.

El delegado del Gobierno en Ceuta, García-Arre=ciado, explicó ayer la operación, que definió como "algo normal, como buscar a los inmigrantes ilegales se encuentren donde sea", e insistió en que "en España, quien entra ilegalmente, termina yéndose".