La Audiencia Nacional ha condenado a 28 años de cárcel al ex dirigente de los GRAPO Fernando Silva Sande por el secuestro en 1995 del empresario Publio Cordón, cuyo paradero se desconoce, y ha absuelto a los miembros de la banda Isabel Llaquet y Manuel Pérez Martínez, acusados de haber ordenado la acción.

Silva Sande tendrá que indemnizar a la esposa e hijos de Cordón con 300.000 euros, en el caso de que se acredite que sigue con vida, o con más de dos millones y medio de euros en el caso de que esté muerto, según establece el fallo de la Audiencia Nacional.