El líder del PP, Mariano Rajoy, aseguró ayer que, si gana las próximas elecciones, aumentará las pensiones mínimas de viudedad y las de jubilación para mayores de 65 años en 150 euros al mes. Durante la clausura de la jornada del PP sobre Política Social y Empleo, Rajoy ha destacado que de esta manera las pensiones mínimas de jubilación y de viudedad para mayores de 65 años superarán los 650 euros, "frente a los 493,32 que cobran en muchos casos".

Asimismo, el líder del PP subrayó que su partido promoverá la jubilación flexible y voluntaria con incentivos a trabajadores y empresarios, "para que jubilarse sea un derecho y no una obligación". Fuentes del PP informaron de que esta subida se aplicaría en el primer presupuesto que se aprobara, es decir, a partir de 2009.

Calidad de vida

Además, Rajoy planteará a los a los agentes económicos y sociales y a los partidos políticos, dentro del Pacto de Toledo, una mejora del porcentaje de cálculo de la pensión de viudedad, que pasará del 52 por ciento al 70 por ciento de la base reguladora. A su juicio, el objetivo es mejorar la calidad de vida de uno de los colectivos más afectados por la subida de los productos básicos.

Para Rajoy, la mejor garantía de que el sistema de pensiones sea sostenible en el futuro se basa en el crecimiento, la creación de empleo y una mayor participación de jóvenes, mayores y mujeres. En este sentido, incidió en que para ello es necesario una población constante o creciente y un índice de empleo y actividad muy alto. Por ello, ha señalado que para lograr este objetivo hay que aumentar la natalidad, por lo que garantizó que el PP promoverá medidas de conciliación laboral y familiar y un tratamiento fiscal especial para la mujer.

Rajoy dijo que el PP está "firmemente" comprometido con la solidaridad, "porque defiende una sociedad democrática avanzada en la que la prosperidad sea compartida por todos y llegue a todos". Además, destacó que bajo el mandato de Aznar "se aplicó disciplina, orden y rigor donde antes había desidia, desorden y caos".

El acto contó también con la presencia de tres de los antiguos ministros de Trabajo y Asuntos Sociales del Partido Popular a lo largo de sus ocho años de gobierno: Javier Arenas, Juan carlos Aparicio y Eduardo Zaplana. Los tres enumeraron los avances en materia de pensiones y política social alcanzados bajo su gestión. Eduardo Zaplana denunció la "absoluta ausencia de política social" durante la actual legislatura de Gobierno socialista, y señaló que "cuando se tiene el peor Gobierno de la historia de la democracia" se nota en todos los órdenes.

Por su parte, el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, aseguró que le parece muy bien que, "después de ocho años de no hacerlo", el Partido Popular "empiece a copiar" la idea de los socialistas de incrementar las pensiones mínimas.