El titular de Defensa, en declaraciones a los periodistas tras haber visitado el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), ha señalado que esos atentados suicidas dan muestra de "la extrema virulencia de un terrorismo absolutamente indiscriminado y con gran capacidad destructiva".

Según ha explicado Alonso, el terrorismo de naturaleza yihadista tiene una estructura en red y, por lo tanto, las consignas que lanza la yihad islámica tienen desarrollo autónomo en cada país donde actúa, más de 60 países del mundo.

Por lo tanto, ha agregado que "esos más de 60 países son virtual y, a veces, realmente objetivos del terrorismo yihadista, y esto quedó demostrado en Nueva York, Madrid o, ayer, en Argel".

Para Alonso, hay que entender "muy claramente" que la red internacional del terrorismo de Al Qaeda se ha consolidado mediante alianzas estratégicas en los últimos años.

Y en particular, según ha agregado el ministro, muy recientemente todas las organizaciones terroristas que funcionan en el Magreb se han consolidado sistemáticamente con la estructura internacional de la red Al Qaeda y han creado el denominado Al Qaeda en el Magreb islámico, lo que "nos debe mover a preocupación a diferentes niveles".

En este sentido ha subrayado que en España se trabaja "muy duramente" desde el punto de vista judicial, policial y de los servicios de inteligencia, "pero también tenemos que tener en cuenta que estamos muy interesados en la estabilidad del norte de África".

Por ello, según el ministro de Defensa, hay que seguir colaborando con los regímenes del norte de África "para luchar juntos contra un terrorismo que, por la cercanía y capacidad destructiva, nos debe preocupar muy seriamente".

Alonso ha considerado que hay que poner cada día más recursos de inteligencia e impulsar la colaboración internacional, no solo en la UE, sino con los países musulmanes, en particular con los países del norte de África.

Sobre la situación de las tropas en Líbano tras el atentado suicida en Beirut, Alonso ha manifestado que "siempre" están prevenidas ante cualquier riesgo.

Ha precisado que los niveles de seguridad del contingente militar español se acomodan a las alertas que suministran los servicios de inteligencia de las misiones tanto en Líbano (FINUL) como en Afganistán (ISAF).

Ha recalcado en este sentido que "hay máxima atención y prevención siempre, no ahora, siempre".

Sobre la posición española ante la situación de Kosovo, el ministro ha afirmado que España seguirá unida a la UE y OTAN, y mantendrá "una línea unitaria con Europa, porque los Balcanes es un problema fundamentalmente europeo".