El caserío, ubicado en el barrio de Albiz de la localidad vizcaína de Mendata, había sido alquilado y la Guardia Civil sostiene que era utilizado por Lupiañez junto a otros posibles liberados o colaboradores de la organización.

Unos cuarenta agentes han registrado el inmueble durante varias horas y del lugar han extraído evidencias físicas para realizar pruebas de ADN que indiquen la presencia en el caserío del arrestado y otros posibles terroristas, además de recoger diversos objetos que se llevaron en cajas.

Gorka Lupiañez fue detenido el jueves en un paraje próximo al municipio de Berriz, acusado de actuar como miembro liberado del comando Vizcaya de ETA (a sueldo de la banda).

Lupiañez había sido absuelto en tres ocasiones por la Audiencia Nacional de distintos delitos relacionados con la "violencia callejera" y tenía pendiente un nuevo juicio que ya estaba señalado para enero.

La última absolución la obtuvo el 27 de mayo de 2005, cuando la Fiscalía retiró la acusación que había formulado contra él por un ataque contra el cuartel de la Guardia Civil de Galdácano (Vizcaya) en la Nochevieja de 1999, hechos por los que se habían pedido 22 años de cárcel.