El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo ayer que "avanza" el trabajo que depende del Ejecutivo respecto a la situación legal de ANV y que no hay plazo para su posible ilegalización porque "el plazo es la aplicación de la ley".

El jefe del Ejecutivo subrayó que "el trabajo de la Policía, la Guardia Civil, la Fiscalía y la Abogacía del Estado en lo que afecta al ámbito de responsabilidad del Ejecutivo, es un trabajo que avanza en cuanto a la situación legal de ANV". Añadió que hay que ser conscientes de que hay también un trabajo de investigación que está en el ámbito de la Justicia, en la Audiencia Nacional, que viene desarrollándose desde hace tiempo, y que los análisis de los datos que se tengan determinarán la decisión.

"No hay plazo. El plazo -precisó- es la aplicación de la ley, y la decisión dependerá lógicamente de lo que los hechos concluyan en función de lo que establece nuestro ordenamiento jurídico".