Bengoa, cuya identificación total está pendiente del cotejo de huellas, ya había sido detenido el 1 de abril del año 2003 junto con otras 27 personas acusadas de pertenecer al aparato de captación de ETA, a raíz de la incautaicón en Francia de los papeles del dirigente etarra Juan Fernández Iradi, 'Susper'. El 5 de abril de ese año el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, acordó contra él la medida cautelar de prisión en espera de celebración del juicio.

En septiembre de 2006 comenzó el juicio contra él y otros 17 presuntos colaboradores de la banda. Diez días antes de que la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional dictara sentencia, se le puso en libertad porque la condena contra él iba a ser de siete años y medio de cárcel, ya había pasado cerca de la mitad de esta pena en prisión. El 17 de noviembre de 2006 se hizo pública la sentencia que le condena a siete años de cárcel por un delito de colaboración con organización terrorista.

La defensa de Bengoa recurrió su condena ante el Tribunal Supremo, que deliberó sobre este asunto el pasado 20 de septiembre. El alto tribunal hizo pública su sentencia el pasado 11 de octubre. En ella, se absolvió a tres de los encausados, se rebajó la pena a uno de ellos, mientras que las condenas del resto fueron confirmadas, entre ellas las de Asier Bengoa.

Según la sentencia de la Audiencia Nacional, los papeles de 'Susper' contenián numerosos listados con nombres de personas encargadas de reclutar a futuros activistas y reunir información sobre objetivos.

"PESCADORES" Y "PIANISTAS"

Este aparato de apoyo a los comandos de ETA se dividiá en dos subgrupos: el de captación, denominado 'arrantza' (pescador, en euskera), cuyo cometido principal era la distribución de cartas de captación entre personas cuyo perfil las hacían candidatos a entrar en ETA, y el de los 'pianistas', dirigido a la obtención de datos sobre futuros objetivos.

La Audiencia Nacional consideró acreditada la colaboración con ETA de los acusados a través de las pruebas practicadas durante el juicio, que consistieron en sus declaraciones y las testificales de los funcionarios de la Policía que participaron en la investigación, así como lo dicho por particulares que facilitaron "puntuales datos" sobre los hechos que se les atribuían.

INFORMACIONES SOBRE GUARDIAS CIVILES

Asier Bengoa, que en la documentación intervenida en 2003 aparecía como el responsable del aparato de captación para ETA en Alava y su entonces compañera sentimental, Agurtzane Izarza Hernández, habrían elaborado informaciones sobre guardias civiles y policías. Izarza, aprovechando su trabajo de cuidado de ancianas a domicilio y en concreto, de la madre de un guardia civil, facilitó a ETA datos sobre un agente.

Izarza fue detenida el pasado 24 de noviembre en Vitoria, después de que el juez Garzón liberara una requisitoria para su detención por el mismo caso.