Tras intentar el aterrizaje en el aeropuerto de Sarajevo, el Airbús 310 de las Fuerzas Aéreas españolas ha tenido que desviarse hasta el aeropuerto croata de Split, a la espera de que mejoren las condiciones climatológicas en la capital bosnia, donde hay nieve, niebla y temperaturas de cero grados.

En el avión, además de Solana y Alonso viajan altos cargos del Ministerio de Defensa español, como la secretaria de Estado, Soledad López, el secretario general, Luis Cuesta, y el jefe del Estado Mayor del Ejército, general Carlos Villar.

En el avión viajan también una treintena de periodistas que van a cubrir la información sobre el acto, por el que España asumirá el mando de la misión EUFOR en Bosnia.

Este acto esta previsto para las 12.30 horas locales (la misma en España) en el cuartel general de la EUFOR en Sarajevo.