Si no llueve "abundantemente" a corto plazo, un porcentaje "importantísimo" de España va encaminado a protagonizar el cuarto año consecutivo de sequía. Los datos son alarmantes puesto que no se trata de un ámbito regional, sino que la escasez de lluvias afecta a la generalidad del país. Precisamente, en comparación con el mismo periodo del año pasado, los embalses presentan grandes diferencias. En su totalidad, el porcentaje de su capacidad fue esta semana de 41,9%, mientras que el año pasado era del 54,7%.

Concretamente, la cuenca del Duero es la que en los últimos siete días ha presentado una mayor disminución de su capacidad, mientras que los ámbitos Norte I (sur de Galicia y norte de Castilla y León), Norte II (Asturias y Cantabria) y Norte III (País Vasco) protagonizan los mejores datos en sus embalses con porcentajes del 46,1%, 66,1% y 71,8%, respectivamente.

Por ello, las zonas que más afectadas se verán en caso de que la situación meteorológica continúe como hasta ahora, será el arco mediterráneo y el Guadalquivir, además de las cuencas internas catalanas, las de Júcar, Segura, cabecera del Tajo y las mediterráneas andaluzas.

AÚN NO HABRÁ CORTES

Asimismo, el director general de Agua del Ministerio de Medio Ambiente, Jaime Palop, lamentó durante la Mesa de Trabajo de Anticipación de Situaciones de Sequía la falta de precipitaciones especialmente en Galicia Costa y Canarias y confesó que "además de ser una de las sequías más intensas, es de las de más larga duración, lo que añade un riesgo adicional".

Ante la "complicada" situación, Palop anunció que el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar el próximo viernes 7 de diciembre un Real Decreto de Reutilización de Agua, pero no se prevén cortes en el suministro de agua para uso humano durante el presente año hidrológico, es decir, hasta el 1 de octubre de 2008. Sin embargo, el abastecimiento para uso agrario en las cuencas más afectadas, la del Júcar, Segura y Guadalquivir, sí podría sufrir restricciones.