Un grupo de encapuchados protagonizó la noche del lunes el ataque de violencia callejera contra un garaje de Errenteria, en el que ocho vehículos de Telefónica resultaron totalmente quemados y dos con daños, según informó el departamento vasco de Interior.

La Ertzaintza y técnicos municipales inspeccionaron ayer este aparcamiento subterráneo comunitario, situado en la plaza de Gernika del barrio de Olibet, que ya había sido blanco de los violentos en dos ocasiones anteriores, siempre con los coches que guarda allí Telefónica como objetivo. El garaje tiene dos plantas y es en la segunda, la más baja, donde se produjo el ataque, que causó también daños en el sistema eléctrico y el de ventilación.

Los vehículos quemados son seis Renault Kangoo, una furgoneta Citroen C15 y un Suzuki Vitara, mientras que otras dos Kangoo, también de Telefónica, resultaron con daños.