Los hechos ocurrieron hacia las 12.00 horas cuando el servicio de emergencias SOS Deiak recibió el aviso de que se había escuchado un gran estruendo y que podía haberse estrellado un helicóptero, dado que había mucha niebla en el lugar.

La Ertzaintza activó un dispositivo para la localización de la aeronave accidentada, por lo que movilizó a la Brigada Móvil de Montaña, así como a un helicóptero y dio aviso al servicio de Montes de la Diputación de Guipúzcoa.

Protección Civil de Cantabria confirmó poco después que un helicóptero modelo 1212 había despegado a las 10.00 horas de Santander para dirigirse primero a Bilbao a repostar y posteriormente seguir ruta hacia Teruel-Albacete, y que se había perdido el contacto con él.

Hacia las 13.00 horas la Ertzaintza localizó la aeronave y confirmó el fallecimiento de sus dos tripulantes.

El helicóptero se encuentra en una zona de monte situada después del cruce de Araotz en dirección al santuario de Arantzazu, en Oñati, y al lugar han acudido ya efectivos de la Brigada Móvil de Montaña de la Ertzaintza, un guarda forestal y agentes de la Policía vasca de la comisaría de Bergara.

Se está a la espera de que llegue a la zona del accidente un médico forense para certificar el fallecimiento de las dos personas.

La Ertzaintza ha iniciado por su parte una investigación para confirmar que el helicóptero estrellado es el mismo que despegó esta mañana de Santander.