En total, desde el pasado sábado, los agentes han registrados dos domicilios y otros dos escondites. En estos últimos, ubicados en zonas de difícil acceso de la Sierra de Ricote (Murcia) y de Arenys de Munt (Barcelona), se ha encontrado dos revólveres, uno de ellos el citado y otro pendiente de analizar, así como una pistola del calibre 6,35, dos navajas, una pistola de descargas eléctricas y un par de grilletes. Estos dos últimos elementos hacen pensar en los posibles planes para cometer un secuestro, si no de larga duración, sí uno de los conocidos como ´express´.

En los pisos de Granada y Barcelona, registrados el sábado y domingo pasados, respectivamente, se ha hallado abundante documentación, tanto en papel como en soporte informático, que está siendo analizada. De esa información se desprende cuál era el funcionamiento de la organización PCE(r)-GRAPO, así como el cometido que desempeñaba cada uno de los detenidos dentro de la estructura de la citada organización terrorista y el vínculo existente entre todos ellos.

Con esta operación, la Guardia Civil considera desarticulada la actual estructura clandestina del PCE(r)-GRAPO, estimando asimismo que tendría grandes dificultades en caso de tratar de recomponer su entramado organizativo, informó hoy el Instituto Armado.