El presunto etarra viajó escoltado por dos agentes del Instituto Nacional de Migración de México en el vuelo 6400 de Iberia y al bajar del avión agentes de la Guardia Civil se hicieron cargo de su custodia para conducirle a la Audiencia Nacional, donde será puesto a disposición del juez de guardia.

Aspiazu Alcelay fue "detectado" en la ciudad de Cuernavaca, 80 kilómetros al sur de la capital mexicana, después de que las autoridades de este país recibieran una "denuncia anónima" en su contra.

Según el Ministerio de Interior, la detención del presunto etarra es consecuencia de una operación conjunta de la Guardia Civil y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en el marco de una investigación sobre financiación del terrorismo que ha contado con el apoyo de los Estados Unidos.

La de Aspiazu es la primera detención en México de un presunto etarra durante el gobierno presidido por Felipe Calderón, quien ha reiterado en diversas ocasiones su "absoluto respaldo" a España en la lucha contra el terrorismo y ha garantizado la colaboración de su país.

El detenido, nacido en la localidad guipuzcoana de Azkoitia el 5 de septiembre de 1968, era investigado por las Fuerzas de Seguridad del Estado desde 1991, cuando se tuvieron noticias de que podía formar parte de un "comando de información" de la banda terrorista.

En agosto de 1993 fue detenido por la Ertzaintza por alteración del orden público tras la celebración de la Procesión de la Salve en San Sebastián.

En septiembre de 1999 fue de nuevo arrestado por la Policía Autónoma vasca por desórdenes públicos, en este caso tras la celebración de los actos de clausura del festival de cine donostiarra.

También se le considera involucrado en la explosión de un artefacto en Pamplona el 28 de diciembre de 1999.

Sobre Aspiazu, que residía de forma irregular en México D.F., pesan dos órdenes de detención, una del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por colaboración con organización terrorista y la otra de la sección segunda de la sala de lo penal de este mismo tribunal también por delitos de terrorismo.