El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, manifestó ayer su malestar porque se haya "puesto en duda la imparcialidad en la investigación" de los atentados del 11-M, trasladando dudas a la opinión pública acerca de la autoría de la masacre en "un proceso paralelo al judicial".

"No hay nada más hermoso que buscar la verdad, pero no hay nada más indigno que buscar la mentira y tratar que esa mentira se convierta en la verdad", destacó el fiscal jefe parafraseando a Cicerón durante la exposición del informe final de la Fiscalía.

En este sentido, lamentó que algunas acusaciones hayan intentado "desesperadamente" encontrar "una trama policial a la que convertir en responsable último de los atentados" y a otros autores distintos a los que apuntaba la investigación, como la banda terrorista ETA, a pesar de la existencia de "centenares de pruebas" de quienes son los partícipes en los atentados.

Zaragoza calificó estos intentos de "esquizofrenia procesal", ya que, en su opinión, han llevado a estas acusaciones a confundir su verdadera función.

Insistió en que la investigación del "peor atentado de la historia" de España ha sido "apuntalada por solidas pruebas", que han permitido señalar la autoría de una célula terrorista estrechamente vinculada con el ´yihadismo´ y con Al Qaeda, organización terrorista que "está detrás de la mayor parte de los atentados que se producen en el mundo".

Para fortalecer este argumento, Zaragoza hizo una relación de los diferentes atentados perpetrados por Al Qaeda antes del 11-M, como el 11-S en Estados UNidos o los atentados de Casa Blanca (marruecos), Bali (Indonesia) o el de la isla de Yerba (Túnez), y relacionó la masacre de Madrid con el apoyo del anterior Gobierno del PP a la guerra de Irak en 2003.

Por todo ello manifestó su malestar por que se haya "puesto en duda la imparcialidad de la investigación", trasladando dudas a la opinión pública. "Alimentar estas duda -añadió- lleva a un descrédito de la justicia penal y señaló a este respecto que "no se puede investigar años y años unos hechos cuando ya hay pruebas".