El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, aseguró ayer que la actuación del ex director general de la Policía Agustín Díaz de Mera en el juicio del 11-M al negarse a desvelar la identidad de una fuente que dijo que le habló de un informe que relacionaba a ETA con los atentados "causa un daño irreparable a la institución policial". Por ello, Zaragoza, durante la lectura de su informe final, estimó procedente la deducción de testimonio a Díaz de Mera por parte del tribunal del 11-M por negarse a cooperar con la Justicia, mientras que se opuso a la petición de algunas acusaciones de que se deduzca testimonio a otros testigos, entre ellos a la viuda del suicida Jamal Ahmidan, ´El Chino´.