El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, mantendrán hoy su octava reunión en el Palacio de la Moncloa, un encuentro marcado por el anuncio de ETA de romper su alto el fuego y por la desconfianza mutua tras meses de descalificaciones y reproches.

Mientras que Zapatero ya ha mostrado públicamente su pesimismo ante esta entrevista, convencido de que el PP hará oposición con la política antiterrorista "hasta el último día de la legislatura", Rajoy ha señalado que acudirá a la Moncloa sin condiciones, aunque pedirá al jefe del Ejecutivo que impida que los concejales electos de ANV tomen posesión del cargo. Esta exigencia será previsiblemente uno de los principales escollos del encuentro. La vicepresidenta primera del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, recordó el viernes que la política antiterrorista "la dirige el Gobierno, no la oposición", y subrayó que ANV está "dentro de la ley" tras pasar "todos los filtros" que marca el Estado de Derecho.

Unidad, firmeza y lealtad

De la Vega destacó que Zapatero pedirá a Rajoy "unidad, firmeza y lealtad", como ha reiterado que él hizo cuando era el líder de la oposición, y el presidente del PP instará al jefe del Ejecutivo a aclarar si va a renunciar a la política de "diálogo y cesiones" a ETA y si va a sumarse a la derrota del terrorismo "desde la ley y sin complejos".

Zapatero subrayó el pasado jueves que en política antiterrorista es fundamental evitar la discusión pública para demostrar la voluntad de consenso y aseguró que hará "todos los esfuerzos" para facilitar ese acercamiento de posiciones y hablar "en un espacio de discreción". Insistió en que él dio todo su apoyo a Aznar en política antiterrorista y manifestó que eso mismo es lo que le pedirá a Rajoy, porque se siente "con toda la autoridad moral". Por su parte, Rajoy aseguró que "arrimará siempre el hombro para luchar contra ETA y derrotarla, pero no para negociar" y garantizó que en la reunión no pondrá condiciones, pero sí pedirá que no tomen posesión los concejales de ANV.

Zapatero y Rajoy también deberán cerrar las fechas concretas y el formato del debate del estado de la Nación, que se celebrará previsiblemente en la primera semana de julio. Otro de los asuntos que Zapatero le expondrá será el relativo al futuro Tratado europeo y la posición que el Gobierno defenderá en la cumbre de Bruselas de los días 21 y 22 de junio.