El Comité Federal del PSOE dio ayer por abierto el proceso de elaboración del programa electoral para las elecciones generales de 2008, que coordinará el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, e instó a motivar el respaldo de los españoles al proyecto socialista "si queremos ganar y hacer cosas por el país".

El secretario general del partido y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió durante su intervención inicial ante el Comité Federal que el programa electoral sea "más ambicioso aún" que el de las generales de 2004, que haga de España un país "líder en políticas sociales, en investigación, en compromiso con el cambio climático y en ayuda al desarrollo". El líder de los socialistas repasó las promesas cumplidas del anterior programa, desde la retirada de las tropas de Irak hasta la aprobación de leyes sociales como la de Igualdad o Dependencia, pasando por el reconocimiento de nuevos derechos, la inversión en I+D+i y en educación, la modernización del Estado a través de las reformas institucionales, entre otras medidas.

En materia económica subrayó el crecimiento de la economía, la reducción de la deuda, la bajada de los impuestos, la subida del salario mínimo y de las pensiones más bajas o la creación de empleo. "Resultaba tan difícil creer que todo lo que nos proponíamos se pudiera llevar a cabo en una sola legislatura, que explicamos que era para dos; pues bien, cuando acabe esta legislatura la mayor parte de aquel programa que proyectamos para dos legislaturas se habrá convertido en realidad en una sola", destacó. Zapatero subrayó que "en nada de lo que hagamos tenemos que partir de cero, hay ya un buen bagaje en nuestra mochila y ahora hay que hacerlo más grande, más ambicioso y más compartido".

Diálogo social

"Hicimos nuestro anterior programa en diálogo con muchas personas y organizaciones sociales, por eso ha sido un Gobierno de paz social, porque ha sido un Gobierno de diálogo social", recordó, para a renglón seguido reclamar que el nuevo programa nazca "del acuerdo con el máximo número de ciudadanos". Por todo ello, instó a trabajar a partir de ahora "calmada y concienzudamente" con el horizonte de marzo de 2008, y anunció que en los próximos meses se celebrarán dos grandes encuentros para consensuar ideas y propuestas.