Los hechos ocurrieron sobre las 00.15 horas, cuando la patrulla de la Policía, que circulaba por las inmediaciones de la plaza de la Cruz Roja, divisó a través de la puerta trasera de una furgoneta, que permanecía entreabierta, a una mujer tendida en el suelo, entre el cargamento de la misma.

La patrulla dio inmediatamente el alto al conductor del vehículo, J.H.G., de 38 años, quien, al ser interrogado, aseguró a los agentes que llevaba a su esposa "detenida a Comisaría", ya que le había "proferido amenazas de muerte" y le había producido "heridas en la cara y el cuello" como resultado de una pelea. Además, afirmó que "ya la había denunciado porque le había intentado matar con un cuchillo".

Los agentes pidieron el testimonio también a la mujer, R.M.M., de 28 años, quien afirmó por su parte que su compañero le había "dado una paliza, varios bofetones y la había metido en la furgoneta a golpes".

Como resultado de ambas declaraciones, las dos personas fueron conducidos a Comisaría, donde se les tomó declaración sobre lo sucedido, según informaron las fuentes.