Así lo confirmó a Europa Press el director general de Salud Pública, Manuel Oñorbe de Torre, quien aseguró que los reultados de la investigación se conocerán la próxima semana. Respecto a la persona que permanece ingresada, Oñorbe señaló que evoluciona favorablemente y que se le están realizando pruebas para comprobar si la hepatitis que padece es post vacunal o no, aunque adelantó que posiblemente "es debida a la propia persona más que a la vacuna".

En alusión a los otros tres afectados, Oñorbe explicó que los síntomas que habían tenido hace unos días eran "síntomas menores, como malestar general, cefaleas y un poco de fiebre" y que ya habían remitido.

Asimismo, declaró que la vacuna contra la fiebre amarilla "tiene reacciones adversas contempladas en la ficha técnica". Por esta razón, argumentó que "no hay motivo para pensar que las vacunas estén en mal estado" sino que se ha producido una reacción prevista. De todas formas, Oñorbe explicó que España no se va a aplicar más unidades de esta partida de vacunas hasta que concluyan las investigaciones.

DURAN LLEIDA

Uno de los afectados leves podría ser el líder de Unión Democrática de Cataluña y portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, quien se vacunó contra la fiebre amarilla en Tenerife porque tiene previsto salir de viaje parlamentario a Guinea Ecuatorial el próximo lunes.

Fuentes de CiU explicaron a Europa Press que el dirigente nacionalista tuvo fiebre el jueves pasado pero que "se limitó a descansar" y no estuvo ingresado. "Ahora se encuentra en perfecto estado de salud", agregaron.