Iñaki de Juana Chaos vuelve a las andadas. El preso etarra se ha negado a comer desde su ingreso, el pasado miércoles, en el centro penitenciario de Aranjuez (Madrid), aunque no ha comunicado oficialmente a la dirección de la cárcel que esté de nuevo en huelga de hambre.

De Juana, que llegó a la prisión pasadas las 18:00 horas de anteayer y se encuentra en la enfermería del centro, rechazó la cena y ayer no desayunó ni comió, según informaron fuentes sindicales, que añadieron que también se ha negado a recibir asistencia sanitaria.

Sin embargo, la Dirección General de Instituciones Penitenciarias informó de que por el momento el recluso no ha comunicado por el conducto reglamentario, es decir, mediante una instancia dirigida a la dirección de la prisión, su intención de no ingerir alimentos.

En las otras dos ocasiones anteriores en las que inició una huelga de hambre, De Juana sí lo comunicó oficialmente. El abogado del preso, Álvaro Reizabal, no confirmó la noticia, pero la consideró "coherente" con lo que su representado le había anunciado previamente, en el sentido de que se negaría a comer en cuanto regresara a prisión.

El letrado, por otra parte, aseguró que hoy presentará un recurso contra el auto del juez central de Vigilancia Penitenciaria, José Luis Castro, en el que éste avalaba la decisión de Prisiones de trasladar al etarra del hospital Donostia de San Sebastián.

Según Reizabal, la resolución, en contra de lo que señala el auto, no se corresponde con lo acordado el pasado 1 de marzo, cuando en otro auto el magistrado dijo que una vez que De Juana recibiera el alta hospitalaria completaría su recuperación en su domicilio.

La decisión de Instituciones Penitenciarias de llevar a De Juana hasta Madrid para que cumpla en la prisión de Aranjuez el año que le queda de su condena por un delito de amenazas, en lugar de mandarlo a su casa bajo control telemático tras recibir el alta hospitalaria, es "contraria a toda normativa existente sobre los derechos humanos", según denuncio Reizabal en declaraciones Radio Euskadi.

Fin de la tregua

A su juicio, no hay duda de que es "una decisión ajena", el fin de la tregua de ETA, lo que ha motivado "esta venganza" del Gobierno. Así el abogado de De Juana a consecuencia de la ruptura del alto el fuego de ETA, "se ha cambiado" el auto judicial dictado cuando fue traslado al Hospital Donostia y que, según indicó el abogado del preso, acordaba que cumpliría el resto de la pena en su domicilio. "Porque una organización decida una cosa resulta que se coge a este señor y se le dice que, ´usted que iba a ir a su domicilio, ahora se va a la cárcel´, y además tratando de vestirlo con que es porque la enfermería de Aranjuez es mejor y no sé cuantas tonterías más", denunció Reizabal.