Aitor Lorente, miembro ´liberado´ de ETA detenido ayer en el sur de Francia, quedó en libertad este verano por decisión del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz después de haber sido condenado a seis años de prisión en junio de 2001 por un delito de pertenencia a banda armada y por su labor de recopilación de datos de posibles objetivos terroristas dentro del ´comando Zaragoza´. Pedraz decretó devolver la causa abierta por el asesinato del senador del PP Manuel Giménez Abad al estado de archivo provisional en el que se encontraba desde octubre de 2001, por no haberse encontrado al autor de los hechos, después de considerar que no existían elementos suficientes para perseguir, como cooperador necesario en el crimen, al miembro de ETA Aitor Lorente. Sin embargo, durante sus vacaciones, el juez Baltasar Garzón revocó a instancias de la Fiscalía el auto dictado por su compañero para evitar la excarcelación de Lorente. Pero, a su vuelta, Pedraz volvió a decretar libertad provisional para los etarras por considerar que "no existen motivos para creer responsables" del asesinato a los imputados, acusados de suministrar información a ETA para cometer el atentado.