El lehendakari, Juan José Ibarretxe, dijo ayer que la sociedad vasca "no puede desistir ante la violencia de ETA" y puso de relieve que ésta es el "verdadero obstáculo" que "ahoga la capacidad de Batasuna de hacer política".

Ibarretxe, quien clausuró el ´Día de la Empresa´ celebrado por la patronal guipuzcoana Adegi en San Sebastián, aseguró que "si la esperanza de este país es estar a la espera de lo que haga ETA lo tenemos claro".

Tras una "reprobación inmensa" al comunicado de la banda terrorista en el que da por finalizado el alto el fuego, el lehendakari recalcó que, al margen de este anuncio, ETA ya rompió el proceso de paz con el atentado de Barajas.

"Ahora Batasuna dice que nosotros somos culpables, cuando hace un año decía que estábamos de sobra", dijo Ibarretxe en referencia a las palabras pronunciadas el martes por Arnaldo Otegi en las que culpó al Gobierno y al PNV del "fracaso y el colapso" del proceso de paz, acusaciones a las que dijo estar acostumbrado.

Consideró que en este proceso la Ley de Partidos no ha sido una "aportación para la normalización", pero recalcó que "el verdadero obstáculo es la violencia de ETA, que ahoga la capacidad de Batasuna de hacer política".

Recordó que a sus 50 años no ha conocido el País Vasco sin ETA y, sin embargo, lo ha visto crecer y generar bienestar, por lo que dijo que no está dispuesto a levantarse "hoy ni mañana con la moral por los suelos porque ETA haga una cosa u otra".

El lehendakari reconoció que el comunicado en el que la banda terrorista anuncia el fin del alto el fuego "merece de toda la sociedad vasca una reprobación inmensa, enorme", pero advirtió de que no por ello ETA "podrá conseguir que desistamos".

Ibarretxe expresó en este acto su apoyo a los empresarios, un colectivo "especialmente afectado por estas espantosas decisiones de ETA y de su mundo", al que animó a mantener la misma "valentía, la misma altura de miras, la misma energía y la misma ilusión" demostrada "durante tantos años".

Les expresó también el apoyo de todas las instituciones vascas, que dijo no caminarán tras ellos, sino junto a ellos y les conminó a "no desistir".

"No nos van a quitar la alegría por conseguir la paz, por conseguir acuerdos políticos entre nosotros. Y os pido que tengáis la misma valentía" demostrada durante años, concluyó.

El presidente de la patronal guipuzcoana Adegi, Eduardo Zubiaurre, puso de relieve por su parte que desde el atentado de Barajas "no habían cesado las extorsiones a los empresarios" y expresó su rechazo al comunicado de ETA.