Así lo indicó a Efe el jefe de guardia de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, Antonio Blanco, quien precisó que, como medida de seguridad, fueron desalojados los trabajadores de las obras de construcción del rascacielos.

Los bomberos accedieron a la zona por montacargas y por escalera, comprobaron que el fuego era exterior y sofocaron las llamas con la ayuda del equipo de bombeo de agua del propio edificio.

El siniestro quedó controlado y extinguido en unos treinta minutos, a las 23:30 horas, tras la intervención de 30 bomberos, dos autobombas, una escala, un tanque y otros dos vehículos.