El etarra José Ignacio de Juana Chaos volverá a ingresar en la cárcel cuando reciba el alta en el hospital Donostia de San Sebastián en el que se encuentra ingresado desde que el pasado 1 de marzo le fuera concedida la prisión atenuada.

Así lo aseguraron a Efe fuentes de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias después de que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunciara que el etarra "no será trasladado en ningún caso a su domicilio".

En declaraciones a Telecinco, Rubalcaba dijo que ayer dos facultativos de Prisiones se reunieron con el equipo médico de De Juana "para conocer exactamente cuál es su estado de salud" y añadió que "en las próximas horas o días", cuando disponga de un dictamen completo, el Ministerio del Interior tomará una decisión sobre la situación del etarra.

El ministro, que explicó que esa resolución será "ajustada a la ley" y tomada de acuerdo con el juez central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, aclaró que De Juana "no va a ser trasladado en ningún caso a su domicilio cualquiera que sea el dictamen médico que nos proporcionen los equipos que están trabajando en este momento".

"En ningún caso será trasladado a su domicilio, eso lo puedo garantizar y quiero que quede absolutamente claro", insistió Rubalcaba.

Las fuentes de Instituciones Penitenciarias consultadas explicaron que las palabras del titular de Interior indican que De Juana volverá a prisión cuando reciba el alta, aunque no precisaron si ingresará en el centro penitenciario donostiarra de Martutene, del que depende ahora, o será trasladado a otra cárcel.

De Juana, que cumplió condena por los veinticinco asesinatos cometidos con distintos comandos de ETA, fue condenado el pasado 7 de noviembre por la Audiencia Nacional a doce años y medio de cárcel como autor de un delito de amenazas terroristas, con la agravante de reincidencia, dirigidas contra cinco responsables de prisiones en dos artículos publicados en Gara.