Para el líder del PP, Mariano Rajoy, la reacción del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ante el anuncio de ETA de poner fin al alto el fuego permanente ha dejado mucho que desear. Frente al "respaldo unánime" que por la mañana pidió Zapatero, Rajoy le exigió que se deje de lo que, a su juicio, son sólo ambigüedades, y demuestre con "hechos y pruebas" que tiene verdadera voluntad de rectificar su política antiterrorista y cierra todas las puertas a la negociación con ETA. Además, el presidente del PP recordó en que negociar con terroristas "es un error que sólo sirve para fortalecerlos" y subrayó que frente a ETA solo hay un camino, y ése no es otro que derrotarla "con la ley y el estado de Derecho", que, recordó, son los principios recogidos "en el Pacto Antiterrorista".

Desde Vitoria, donde se reunió con la ejecutiva del PP vasco, Rajoy comenzó una comparecencia en la que no aceptó preguntas recordando que la postura del PP en materia antiterrorista es "bien conocida". "No se puede negociar con las organizaciones terroristas", afirmó Rajoy que señaló que esto es "un error que sólo sirve para fortalecer a esa organización".

"A los terroristas hay que derrotarlos, y hay que derrotarlos con los instrumentos propios de una democracia, la ley y el Estado de Derecho", proclamó el líder del PP que en este punto recordó estos valores fueron los que inspiraron el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo que PSOE y PP firmaron en diciembre de 2000 y que "tenía el apoyo mayoritario de la ciudadanía española".

"Perder toda esperanza"

Para el líder del PP, ETA "debe perder toda esperanza de cualquier negociación" y debe ser consciente de que "su único destino es su derrota" y en este punto es en el que la intervención de Zapatero tras el anuncio de ETA ha dejado, según Rajoy, mucho que desear. Exigió al jefe del Ejecutivo "claridad, certidumbre, seguridad y que no haya ningún tipo de ambigüedad" y que afirme de forma rotunda "que ya no habrá ninguna cesión ni ninguna negociación con la organización terrorista ETA". "Y le pido hechos y pruebas, que todos los españoles necesitamos, de que, efectivamente, tiene voluntad de rectificar", sentenció.

Para terminar, Rajoy quiso lanzar un mensaje esperanzador a "España, que es una gran nación" y a sus cuarenta millones de habitantes cuya voluntad de vivir en libertad "no van a doblegar unos terroristas". "ETA será derrotada como corresponde, con la ley y con el Estado de Derecho, sin atajos ni negociaciones", proclamó Rajoy que aseguró que cuando esto ocurra "volverá a España la libertad".